Concert A Tres Bandes

El policía local declara ante el juez que el concejal le ordenó «detener» a la vecina que se quejaba del ruido de una fiesta

El concejal del PSPV Pedro Vicente, hoy en el juicio en la Audiencia. FOTOS: FRAN MARTÍNEZ

El juicio se aplaza al no aparecer una agente citada como testigo

La sección tercera de la Audiencia Provincial de Valencia ha acogido hoy el juicio oral contra el concejal del grupo socialista en el Ayuntamiento de Llíria, Pedro Vicente, por un presunto delito de prevaricación en concurso medial con un delito de detención ilegal en grado de tentativa y para el que la Fiscalía pide una pena de 1 año y 6 meses de prisión y 4 años de inhabilitación para cargo y empleo público.

Ante el juez, el policía local que acudió el 22 de abril de 2017 a la calle Mayor de Llíria donde se celebraba una fiesta de la Feria de Abril organizada por la Falla Plaza Pedralba ha declarado que cuando llegó al lugar de los hechos recibió una orden directa del entonces concejal de Seguridad Ciudadana de «detener» a la vecina Mari Luz Navarro que estaba en el retén quejándose del ruido y que no la cumplió porque era «manifiestamente ilegal».

Pedro Vicente, a la entrada con su esposa y el concejal Ferran Pina.

El agente municipal ha confirmado palabra por palabra el informe que redactó en su día sobre lo que ocurrió esa noche y que recoge el escrito de acusación del fiscal. Así, ha relatado que cuando llegó al lugar de los hechos Pedro Vicente se dirigió hacia el coche patrulla corriendo y haciendo «aspavientos» y a gritos le dijo «qué ocurre con Mari Luz, os tiene acojonados, tiradla o detenedla». A lo que el agente preguntó si era una broma, pero añadió «de broma nada. La fiesta no termina ni a las 12 ni a la 1.30, termina cuando lo dice el concejal y tira de aquí y no vuelvas más».

Por su parte, el concejal del PSPV en su declaración como encausado ha negado ante el juez que diera la orden de deterner a la vecina: «no, nunca». Pedro Vicente, músico de profesión con plaza de funcionario, ha declarado que esa tarde estuvo en la ópera con su mujer y que al regresar a Llíria acudió a la verbena para «saludar» y se acercó una patrulla de la Policía Local y que le dijo al agente que «invitara a la vecina a abandonar el retén» y que «hiciera marcha».

En el momento de los hechos que se juzgan, el policía local, que no llegó a salir del coche iba acompañado por otra agente interina que no se ha prersentado al juicio a pesar de que estar citada como testigo. Esta ausencia ha motivado el aplazamiento del juicio para el próximo 12 de julio al ser imposible localizarla a lo largo de la mañana ya que se encontraba realizado la oposición a Policía Local en la Pobla de Vallbona.

El alcalde Llíria y el abogado defensor entrando a los juzgados.

A pesar de que toda la conversación de dos minutos «a gritos», según el agente se produjo dentro del coche patrulla, la policía local se negó a firmar el acta, tal y como ha declarado el agente que estaba de responsable de turno de la noche en retén y que atendió la queja de la vecina.

Éste último ha reconocido que su compañero, al que mandó a comprobar los hechos de la denunciante, regresó al retén «alterado y disgustado» por el «altercado con el concejal» y le trasladó en las dependencias policiales que le había dicho que la detuvieran y tuvo que acudir al ambulatorio donde recibió medicación.

Este mismo testigo ha añadido que el agente hizo un informe sobre lo ocurrido, que la otra policía que estaba en el coche patrulla «prefirió no firmar» y preguntado por si su condición de interina pudo llevarle a no querer firmar, ha reconocido que «sí».

Por la sala, dónde se encontraba la familia de Pedro Vicente, el concejal Ferran Pina, el secretario local del PSPV, Paco Gorrea, y la exconcejala Carmen Feltrer, que han llegado acompañando al acusado, han pasado el Intendente, el Inspector y el resto de agentes como testigos, el alcalde de Llíria, Manolo Civera y la portavoz del grupo municipal del PP, Reme Mazzolari.

El jucio se retomará el viernes 12 de julio con la declaración de la Policía Local que presenció los hechos y se negó a firmar el informe.

No hi ha comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.