Clausuran la UCI del Hospital de Llíria por el reventón de una tubería

Los pacientes tuvieron que ser evacuados

La rotura de una tubería ha obligado a cerrar la UCI del Hospital de Llíria y a trasladar a los pacientes que se encontraban ingresados en la Unidad de Ciudados Intensivos. Así lo ha denunciado hoy el sindicato CSIF a través de un comunicado en el que urge a la Conselleria de Sanitat a acometer una profunda revisión de las instalaciones en el Departamento Arnau de Vilanova-Llíria.

La central sindical alerta de que los últimos sucesos ocurridos, como la rotura de una tubería en el techo de la UCI del hospital de Llíria que obligó a evacuar a los pacientes el pasado miércoles, evidencian la necesidad de actuaciones urgentes.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) señala que el reventón de la citada tubería de agua caliente inundó tanto la sala de Ciudados Intensivos como la de la Unidad de Cirugía Sin Ingreso (UCSI), de manera que los pacientes tuvieron que ser evacuados a la sala de Observación de Urgencias.

El sindicato explica que en la actualidad la UCI está cerrada y los pacientes han sido reubicados en diferentes dependencias del centro hospitalario. En el momento del reventón había cinco personas ingresadas, que con rapidez fueron evacuadas por los profesionales.

El sindicato ha recordado la caída del techo en la entrada principal del Hospital Arnau de Vilanova, también integrado en el Departamento de Salud Arnau-Llíria, que ha tenido lugar esta misma semana y que provocó heridas en dos personas.

La central sindical lamenta que no exista un plan de rehabilitación de infraestructuras y exige una revisión urgente ante el peligro de que ocurran más percances. Además, llama la atención sobre la circunstancia de que el techo del hospital Arnau desprendido se había reformado en el año 2018, mientras que el Hospital de Llíria se inauguró hace menos de cinco años.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.