Llíria proyecta una pasarela ciclopeatonal en la autovía CV-35

pasarela cv-35

El Ayuntamiento solicita a Obras Públicas su construcción

El Ayuntamiento de Llíria ha proyectado una pasarela para peatones y ciclistas sobre la autovía CV-35 para conectar el casco urbano y el polígono Pla de Rascanya con las zonas residenciales del entorno del parque San Vicente.

La nueva infraestructura sustituiría al actual puente que enlaza el polígono y el casco urbano de Llíria con la zona de urbanizaciones y que debido a su anchura solo permite una calzada de doble sentido de circulación para el paso de vehículos y no deja espacio físico suficiente para albergar un paso que permita la movilidad ciclopeatonal de los vecinos residentes en las urbanizaciones.

Desde el consistorio se considera que la solución óptima para facilitar la movilidad ciclopeatonal entre el casco urbano y las urbanizaciones del entorno de San Vicente sería la construcción de una pasarela sobre la autovía que mejoraría la movilidad de los residentes y serviría de conexión con el actual carril bici en el linde norte de la CV-35.

La propuesta será llevada al pleno municipal de esta semana para solicitar a la Conselleria de Obras Públicas la construcción de la pasarela.

En la moción presentada por el equipo de Gobierno se recuerda que en la autovía ya se han ejecutado por parte de la Generalitat alguna pasarela similar con la misma finalidad en La Pobla de Vallbona que ha servido para vertebrar mucho mejor la movilidad entre casco urbano y zonas residenciales del municipio.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.