Repueblan los barrancos y parques con murciélagos capaces de comerse 3.000 mosquitos tigres al día

parquemaldonadoRiba-roja apuesta por los quirópteros frente a las plagas de insectos

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria atacará la proliferación del mosquito tigre en la localidad con la repoblación de dos especies de murciélagos autóctonos,  conocidos como Pipistrellus pipistrellus y Pipistrellus pygmaeus capaces de comer hasta 3.000 insectos al día.

Los quirópteros se introducirán a través de cajas que se instalarán en el Parque Maldonado y los barrancos dels Moros, de les Monges, Mandor o la Cabrassa y las zonas habitadas más cercanas al cauce del río Túria.

El objetivo es utilizar métodos innovadores y respetuosos con el medio ambiente que terminen a medio plazo con los moquitos tigre que abundan en buena parte de las localidades del área metropolitana de Valencia. Este método se complementará con otro que ya se ha puesto en marcha desde hace meses como el uso de bacilos biológicos.

La proliferación de los mosquitos tigre supone una amenaza para las cosechas, para el medio ambiente, por su potencial carácter de posible transmisor de enfermedades y por las molestias que causa su picadura. Su presencia es más acentuada en determinados lugares, como las pequeñas acumulaciones de agua, macetas para las plantas, los imbornales o camuflados en la vegetación.

Incluido en el programa ambiental municipal EcoRiba, el proyecto prevé la contratación de una empresa especializada que se encargará de instalar las cajas con sus correspondientes murciélagos en los principales puntos del término municipal donde la existencia de mosquitos tigre son más importantes.

El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria aplica ya desde hace meses agentes biológicos en una fase primigenia sobre las larvas de los mosquitos para terminar con ellas. Sin embargo, en la fase adulta estos agentes biológicos resultan infructuosos para liquidar los miles de ejemplares que abundan en determinados lugares.

Los meses de junio y septiembre constituyen las épocas donde se nota con mayor acento la presencia de los mosquitos tigre que se suelen alimentar de todo tipo de residuos y se multiplican a un ritmo vertiginoso en espacios con escasa agua. Su horario de actuación se acrecienta con la marcha de la luz solar aunque no suelen buscar la noche oscura para atacar.

La puesta en marcha de métodos de control se completarán con una completa campaña de concienciación ya que la existencia de este insecto invasor se detecta en propiedades privadas, como los estanques reducidos de agua o diversos tipos de recipientes.

 

 

 

No hi han comentaris

Respon

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.