Riba-roja abre una gatera de 200 m2 para controlar la reproducción de los felinos

gatera ribarroja

‘El poblet dels gats’ ha supuesto una inversión de 5.000 euros

El Ayuntamiento de Riba-roja ha puesto en macha una gatera municipal para atender y cuidar a cerca de 50 felinos. El proyecto ‘El poblet dels gats’ ha supuesto una inversión de 5.000 euros y cuenta con la participación de las asociaciones locales que se encargan de ayudar y atender a los gatos.

La gatera municipal está situada en el área oeste del casco urbano, en el passeig dels Arrossals, junto a la central de la policía local, y tiene como objetivo principal controlar la reproducción de los gatos de la zona que, libremente, podrán acceder y salir del recinto en cualquier momento del día y de la noche. Se trata de una parcela de titularidad municipal que se ha dividido para diversas funciones de ámbito público, entre ellas el espacio de 200 metros cuadrados de extensión para los gatos.

De momento, esta nueva infraestructura de Riba-roja de Túria ya está en funcionamiento y han entrado al mismo los primeros ejemplares existentes en los alrededores de la propia zona dels Arrossals. El proceso para el acceso de los felinos a la gatera se inicia con la esterilización y cuidados veterinarios para conocer el estado de salud y bienestar y, a continuación, ya pueden acceder a las instalaciones públicas.

El albergue de los felinos cuenta con compartimentos, zonas ajardinadas y áreas acotadas para ellos. Los ejemplares pueden comer y beber y están atendidos por personal voluntario pertenecientes a algunas de las entidades o asociaciones locales dedicadas al cuidado de los gatos. Para ello, la empresa Soldaval ha colaborado en el proyecto con la realización de un comedero de material metálico para los gatos. 

La parcela está vallada y se han habilitado diversas casetas construidas en madera en cuyo interior pueden reposar y resguardarse los felinos durante un tiempo ilimitado. La parcela se ha acondicionado y limpiado por completo para que puedan distribuirse libremente los felinos a lo largo de toda su extensión. Además, cuenta con un sistema de video-vigilancia dotado con los últimos avances para evitar actos de vandálicos o asaltos.

En la distribución y composición de la parcela también se ha contado con la colaboración del artista local Pedro Climent, que ha estampado su firma con la elaboración de un mural en uno de los muros del recinto. En la pintura se representa una parte del casco urbano de Riba-roja de Túria, en especial de la parte histórica, a juego con el entorno de la zona.

El funcionamiento de este espacio de 200 metros cuadrados se une a otras instalaciones junto a la zona del Molí en la que también tienen cabida los gatos del barrio. El propósito principal pasa por controlar, también, la natalidad y la reproducción los ejemplares de gatos y las colonias felinas existentes en la localidad. También pueden acceder con absoluta libertad a las instalaciones públicas.  

El concejal de Bienestar, José Luis López, ha subrayado el carácter “innovador” de este proyecto “por cuanto permitirá el control de los gatos de la localidad, su reproducción y su desarrollo, con unas instalaciones únicas en el ámbito de la Comunitat Valenciana que demuestran la sensibilidad del equipo de gobierno por los animales al tiempo que cumplimos una reivindicación de las asociaciones y entidades que trabajan en este sector”.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.