Riba-roja cede la parcela de Pacadar para un centro de salud, un área de rehabilitación y un punto Samu

El pleno aprueba la cesión a la Conselleria de Sanidad

El pleno del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado la cesión de una parcela de 1.958 metros cuadrados de extensión a la conselleria de Sanitat Universal sobre la que se construirá el centro de salud, un área de rehabilitación y un punto Samu en el área oeste del término municipal, en la zona de Pacadar. La propuesta del gobierno del PSPV ha contado con los votos a favor de Esquerra Unida y Compromís, mientras que el Partido Popular, Ciudadanos, Podem Riba-roja Pot y Vox se han abstenido.  

            La parcela está clasificada como suelo urbanizable residencial, incluida en el sector del Calvari y calificada como suelo dotacional asistencial de la red primaria de Riba-roja de Túria. La incorporación de este solar al inventario municipal forma parte del proceso administrativo previsto en el que se incluye la construcción del centro de salud, un área de rehabilitación y punto de ambulancias Samu (Servei d’Atenció Mèdica Urgent). 

            El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aportado ya el plano de situación, la calificación urbanística vigente, el plano de emplazamiento, servidumbres y servicios urbanísticos de la parcela, además de los informes de las compañías suministradoras sobre las instalaciones, un informe urbanístico del solar y un informe de viabilidad sobre la implantación del centro sanitario.

            El gobierno municipal, además, ha subsanado algunas de las peticiones de la Generalitat como la finalización de la urbanización del vial con la ejecución del firme de la calzada, el desplazamiento de los puntos de alumbrado ubicados en el interior de la parcela, el desmantelamiento de la red de riego existente y un informe del departamento de salud sobre la viabilidad del mismo.

            Además, se ha acordado la elevación de la correspondiente escritura pública y su inscripción en el registro de la Propiedad de Benaguasil y ha recibido el beneplácito sobre la cesión de la parcela en un informe de la arquitecta municipal. La parcela está considerada un bien demanial de servicio público que permitirá destinarla a un uso de otra administración y transmitirle la titularidad de los mismos. 

            Este centro de salud se encargará de cubrir la demanda asistencial de las urbanizaciones y del área oeste del casco urbano de Riba-roja de Túria tras obtener unos terrenos de 50.000 metros cuadrados mediante una compra aprobada por el pleno municipal a mediados del pasado año 2021. Los terrenos sobre los que se cimentarán las futuras instalaciones sanitarias formaban parte del programa de actuación integrada (PAI) en el que se preveía la construcción de 555 viviendas y que se anuló tras el incumplimiento del urbanizador.

            El estudio de la conselleria de Sanitat Universal prevé que el centro de salud de Riba-roja de Túria atenderá a los habitantes del casco urbano, a las urbanizaciones del término municipal gracias a las rondas de circunvalación que vertebran la localidad y a las viviendas diseminadas existentes, y con la posibilidad de que, en un futuro, incluso, el centro de salud se pueda ampliar en función de las necesidades.   

            El centro de salud estará dotado 3 médicos de familia, 3 enfermeras, 1 pediatra, 1 fisioterapeuta, otros 2 auxiliares de enfermería -1 de ellos de la unidad de rehabilitación-, 1 auxiliar administrativo y, por último, 1 celador. Cabe recordar que el fisioterapeuta y el auxiliar de enfermería de la unidad de rehabilitación están ubicados, actualmente, en un edificio proporcionado por el ayuntamiento.

            El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha afirmado que con la cesión de los terrenos “se cumple un paso administrativo más en el compromiso de este equipo de gobierno por mejorar y ampliar las prestaciones sanitarias en nuestro municipio al tiempo que se hace realidad el compromiso del president de la Generalitat, Ximo Puig, que realizó en el año 2015 de llevarlo a cabo en el menor tiempo posible”. 

            Cabe recordar que el actual centro de salud de Riba-roja de Túria se construyó en el año 2000 en pleno casco urbano, pero en mitad de un barranco, con comunicaciones de acceso deficientes y con un talud en la parte trasera del mismo. Por ello, el ayuntamiento eliminó el talud en el año 2016 y mejoró notablemente los accesos para los pacientes y usuarios.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.