Riba-roja dispondrá de un nuevo retén de Bomberos en la partida del Quint

reten bomberos ribarroja

El Ayuntamiento cederá las instalaciones de una antigua discoteca

El Ayuntamiento de Riba-roja ha cerrado un acuerdo con la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a les Emergencias, por el cual cederá las instalaciones de la antigua discoteca, ubicadas en la partida de El Quint, para un nuevo retén de Bomberos Forestales. Estas dependencias, que formarán parte de una gran área de seguridad ciudadana, dará cobertura al casco urbano, urbanizaciones y al entorno del Parque Natural del Túria.

El retén de bomberos forestales compartirá espacio con la Policía Local, Protección Civil y las brigadas forestales, “lo que permitirá trabajar de forma coordinada y dando una rápida respuesta a cualquier emergencia”, ha asegurado el alcalde de Riba-roja, Robert Raga, tras reunirse con el secretario autonómico de Seguridad y Emergencias, José María Ángel, quien ha asegurado que incluirá una partida inicial de 20.000 euros en los próximos presupuestos para iniciar el expediente de redacción del proyecto.

El nuevo retén, cuyas obras se iniciarán en 2023, según fuentes municipales «obedece al compromiso del gobierno local de dotar de medios humanos y materiales de emergencia en la población», que está vertebrada por seis barrancos, La Pedrera, La Vallesa de Mandor, Porxinos, La Rambla de Poyo – en el área industrial- y los barrancos de Las Monjas y Moros, en pleno casco urbano.

La confluencia de estos barrancos junto con el Parque Natural del Túria convierten a esta zona en una de las más vulnerables a los incendios forestales, especialmente durante la época estival, como consecuencia de las altas temperaturas y la proliferación de la caña invasora.

El alcalde ha felicitado al secretario autonómico por la “extraordinaria labor” del 112 en el incendio forestal del 23 de junio que afectó a varias viviendas de la urbanización Masía de Traver.

En la extinción del incendio participaron tres helicópteros, un avión, dos autobombas, tres dotaciones de Bomberos y dos unidades de bomberos forestales.

Tras conocer los daños y atender a los vecinos afectados, el Ayuntamiento de Riba-roja inició, con la autorización de la Confederación Hidrográfica del Júcar, la limpieza del barranco con medios propios y ya ha contratado la poda y tala de la interfaz del barranco de la Pedrera, foco del incendio.

Paralelamente, los técnicos municipales trabajan en la redacción de un Plan Director de Barrancos que incluirá la limpieza y acondicionamiento, la instalación de cañones portátiles y cámaras de seguridad, que alerten ante cualquier conato de incendio.

Raga ha destacado que “estas nuevas dependencias serán un gran avance en la detección y prevención de los incendios forestales que se producen en el área de influencia del Parque Natural del Túria, junto al que residen más de 7.000 vecinos de las urbanizaciones de Els Pous, Valencia La Vella, Masía de Traver y de la zona norte del término municipal”. Además –ha añadido- “ su ubicación estratégica permitirá detectar y actuar ante cualquier incidente, de manera rápida y eficaz”.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.