Héctor Troyano (PP), alcalde de Vilamarxant

Héctor Troyano alcalde de Vilamarxant

Hablamos en su despacho con el alcalde salido de las urnas el 26M más joven de la comarca de Camp de Túria y de la Comunidad Valenciana. Un pacto tras las elecciones municipales entre el PP y Ciudadanos mandó a los socialistas y Compromís a la oposición y aupó al popular Héctor Troyano con tan solo 23 años a la alcaldía de Vilamarxant. Antes de ceder la vara de mando a sus socios de la formación naranja en junio de 2021 hace balance de estos primeros seis meses de gobierno.

Hace un año se dio a conocer su candidatura a la alcaldía. ¿Se imaginaba que iba a estar aquí?. Fueron 10 votos los que privaron al PSOE del quinto concejal.
Para eso me presenté. Me imaginaba que sí, pero nos lo hemos trabajado mucho, en campaña y los meses previos. Veníamos de un tripartito y a nivel interno Betoret dejó la presidencia del PP, se formó una nueva ejecutiva que me eligió como candidato. Ha sido fruto de muchas cosas, pero sobre todo del trabajo de toda la lista.

Ciudadanos le dio en 2015 el gobierno al PSPV, lo que les costó la expulsión a los entonces concejales, y ahora al PP. ¿Ha sido más generoso que los socialistas a la hora de compartir la vara de mando?

Yo no lo entendí entonces. Ahora las circunstancias eran diferentes. A nivel nacional Ciudadanos se pronunció a favor de los pactos con el PP. Yo por encima de todo lo que quería era el cambio y la garantía del cambio era el PP. Si no estábamos en el gobierno hubiera seguido el PSOE. Hicimos todo lo que estaba en nuestras manos. Los resultados son los que son. Estoy contento con el pacto. Hay buena sintonía entre todo el equipo de gobierno, somo una piña .

¿Qué balance hace de los seis meses del pacto?
El balance es muy positivo porque hemos ido encajando todas las piezas. Hay coordinación, reuniones semanales, estamos trabajando y los proyectos los hemos sacado adelante.

En campaña hablaron de parálisis con el gobierno anterior. ¿Con qué se han encontrado?
Ellos alardeaban de buena gestión económica, pero a cambio de qué. La gente no paga sus impuestos para tener las arcas saneadas y el dinero en el banco, sino para que reviertan en inversiones, para ver mejoras. Me sobran dedos de una mano para contar las inversiones en cuatro años. Cero. Yo creía que iba a encontrarme una mejor gestión, pero deja mucho que desear. La gente paga para ver mejoras. Un ayuntamiento no es un banco. Los impuestos no son para guardarlos, tampoco para despilfarrarlos.

¿En qué se ha notado el cambio?
De puertas adentro en el ambiente, en la relación con los trabajadores. No se trató bien a los interinos, que son el 90% de la plantilla. Los trabajadores eran sus enemigos. Ahora es mucho mejor. De puertas para afuera, en la respuesta de la gente. Tener cita con el alcalde anterior era misión imposible. Hemos recuperado la conexión entre el ciudadano y sus representantes. Se tomaban decisiones muy sectarias porque no escuchaban a la gente. Había una desconexión entre el gobierno y la gente. Ahora se siente más conectada, se nos ve más accesibles. A mí me da alergia la silla del despacho, tengo que salir a la calle a escuchar a los vecinos.

Héctor Troyano Vilamarxant
Héctor Troyano durante la entrevista

Hasta ahora la única crítica recibida a su gestión ha sido la cancelación del concierto de Pep Gimeno ‘Botifarra’.
Quisieron utilizarlo políticamente y lo hicieron en su desesperación por haber perdido el gobierno. Hay cosas mucho más importantes que si se hubieran preocupado no estaríamos hoy con ellas. Tampoco les hemos dado motivo para la crítica y espero no dárselo. Las decisiones son meditadas, consensuadas y confiando en los técnicos que son los que saben cómo hacer las cosas.

¿Cuáles son sus objetivos en estos dos años?
Queremos darle la vuelta al pueblo, darle vida, pensando en la gente joven y en los niños. Hemos puesto en marcha el cine todos los fines de semana, hemos acometido el arreglo de caminos rurales y hemos gestionado las subvenciones de 2018 que no estaban ni empezadas para no perderlas, cerca de 400.000 euros. Ha habido que negociar, licitar y ejecutar contrarreloj porque no se había hecho nada. Eso es mala gestión.

De cara a los nuevos presupuestos, ¿qué se va a priorizar para este año?
Vamos a priorizar inversiones que son muy necesarias. Vamos a remodelar o construir un local para la Escuela de Adultos porque el coworking se ha quedado pequeño y se va a ampliar. La limpieza del barranco y hacer un corredor verde que conecte con el río Turia. También asfaltaremos el descampado del ambulatorio para habilitarlo como aparcamiento, que ya es del Ayuntamiento. Hemos negociado con los propietarios para que no recurrieran la sentencia porque al final iba a ser del Ayuntamiento. Llegamos a un acuerdo y este año estará hecho. También hay pendiente una zona verde en la calle Mislata, que es una reivindicación de los vecinos del casco antiguo y se van a asfaltar calles como Molino, San Pablo, la Pobla de Vallbona y otras muchas.

Una de las patatas calientes que han heredado es la granja de gallinas, que tanto el PP como Ciudadanos denunciaron desde la oposición. ¿En qué punto se encuentra?
Ahora he hecho lo que dije que iba a hacer, sentarme con los propietarios y negociar políticamente que es lo que no se hizo. En el expediente administrativo no me meto, pero como alcalde tengo una responsabilidad con los vecinos y con los propietarios. Tengo que mediar. Mi papel es difícil porque es tratar de negociar otra ubicación e intentar llegar a un acuerdo para reubicar la granja. Pero la obra está prácticamente terminada. Esto se tenía que haber hecho cuando el expediente entra en el Ayuntamiento. Ahora es luchar por un imposible.

Otra de sus reivindicaciones como oposición fue la ronda para desviar el tráfico de la CV-50. ¿Han avanzado en estos meses?
Tenemos dos vías que atraviesan el casco urbano: la Cv-37 de que es de la Diputación y la CV-50, de la Generalitat. Me he reunido con el presidente de la Diputación y le he trasladado que es una vergüenza y que desempolve un proyecto básico que hay redactado. En cuanto a la CV-50 el proyecto básico ya estaba hecho y esperamos que se continúe con el proceso para que las obras sean una realidad.

A la Diputación acudió junto a los representantes de Benaguasil, ¿existe un frente común de los gobiernos populares?
Deberían alzar la voz todos los ayuntamientos. Nuestra obligación es alzar la voz como en el caso de la ‘Dipu te beca’. A mí me importa mi pueblo, los jóvenes de mi pueblo y cuando una decisión no está bien tomada lo digo y me quejo. Yo he sido becario de la Dipu en este ayuntamiento en 2017 y se aprende mucho. Los ayuntamientos del PP vamos a intentar en verano tener a gente igual que en la ‘Dipu te beca’.

En el pleno de investidura de la Mancomunitat también actuaron de forma conjunta con Bétera y Benaguasil.
Somos cuatro alcaldes del PP y no vamos a consentir un atropello y que se rían de nosotros. Lo que criticamos es que la presidenta nos venda un discurso estupendo de que hay que contar con todos pero la realidad es que cuenta con todos menos con el PP. Di que quieres gobernar solo con los que son afines. El segundo grupo después del PSOE es el PP, pero se reparten las vicepresidencias pagando el voto de investidura. No nos vendas que cuentas con todos y cuando Compromís dice que nos cede su vicepresidencia diga que no, que no puede ser para el PP. Entonces me estás tomando el pelo. Si quieres que estemos todos haz una representación proporcional. Tenemos una dignidad y no se nos va a pisotear.

¿Que Ciudadanos esté en el ‘tripartito’ con PSPV y Compromís y que el primer teniente de alcalde sea vicepresidente de la Mancomunitat genera roce interno?
No ha habido ningún problema. Somos socios de gobierno, pero no somos el mismo partido. Roce no ha habido ninguno. Lo que pase en la Mancomunitat se queda en la Mancomunitat. Todos vamos a defender los intereses de Vilamarxant. Lo que sea bueno estaré siempre.

Han sido muy críticos con el nuevo sueldo de la presidenta de la Mancomunitat.
Se dijo que se había aumentado de 10 a 75 trabajadores y aún así necesitamos una presidenta liberada al 100%. Si hubiese sido un alcalde del PP apaga y vámonos.

1 Comment
  1. Tot lo sé está fent per el Poble está molt be y ya era hora de que agera un alcalde amb condisions,la meua pregunta es ¿per a cuant se reprendra el proyecte del metro? a vilamarxant per a que el Poble tinca un transport public amb condisions molta Gent prop a mi coneguda tenen plantegat anarsen del poble per la mala camunicasio del transport public

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.