Concert A Tres Bandes

La Diputació ampliará la carretera entre Llíria y Alcublas con una inversión de más de 8,5 millones de euros

El proyecto de la carretera CV-339 abarca un tramo de 13,4 kilómetros

La Diputació de València ha aprobado este martes, en Junta de Gobierno, la ampliación de la plataforma de la CV-339, que une las localidades de Llíria y Alcublas, con el objetivo de adecuar esta carretera a las exigencias actuales, mejorando la seguridad vial y la conectividad territorial. La inversión total del proyecto asciende a 8,5 millones de euros.

Las obras de actuación, que se extienden sobre una longitud de 13,4 kilómetros, se dividen en cuatro tramos. El primero de ellos transcurre desde Llíria hasta el Camí de Caicons, más allá de la Cooperativa Vinícola, detallan los técnicos del área de Carreteras que dirige el diputado Rafa García.

Para comenzar a trabajar en esta primera fase del proyecto, cuya ejecución se considera prioritaria, se va a proceder a la adjudicación de las tareas de expropiación de los terrenos afectados. De manera paralela, se llevará a cabo la licitación de la obra. Está previsto que este proceso se complete durante la primera mitad de 2020.

La actuación en este primer tramo, que es el que más tráfico de vehículos soporta, cuenta con un presupuesto de 1,8 millones de euros, partida incluida en la cuentas del próximo ejercicio. Asimismo, la primera fase del proyecto contempla la construcción de un carril bici, que transcurrirá desde Llíria hasta la Cooperativa Vinícola, conectándola a la actual red ciclista. De este modo, se potenciará la movilidad sostenible entre la capital del Camp de Turia, dicha zona industrial y las urbanizaciones La Joliesa, El Pedrer y Llometa de Llevata.

Resto de mejoras

Entre las actuaciones de mejora que se desarrollarán con este proyecto destacan, a parte de la construcción del carril bici, la ampliación de la calzada, el aumento de visibilidad en las curvas, la elevación de la rasante, el refuerzo general del firme, la mejora del drenaje en la vía y la actualización de la señalización existente.

Actualmente, la CV-339, que soporta alrededor de 4.000 vehículos diarios, presenta un ancho deficiente y un pavimento en mal estado, con curvas de visibilidad reducida, lo cual genera situaciones de peligrosidad, dado el numeroso tráfico de ciclistas.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.