Riba-roja sustituye 2.829 bombillas del Plan Rus que emitían a la atmósfera 147 toneladas de CO2 anuales

El plan del ayuntamiento permitirá ahorrar cerca de 54.000 euros al año

El ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha procedido al cambio de las luces en los polígonos industriales y de las áreas residenciales afectadas por exceso de contaminación y por incumplimiento de las normativas europeas que regulan este sector energético. Las luminarias sustituidas tuvieron un coste cercano a 1 millón de euros financiadas con el denominado plan Rus de la Diputación de Valencia. Por su parte, el proyecto actual se ha adjudicado mediante un concurso público cuya mesa de contratación no ha contado con ningún cargo político y ha sido retransmitido en streaming.

Una auditoria encargada a principios de la legislatura y dada a conocer a mediados del año 2017 constató que cerca del 60% de las bombillas instaladas en las urbanizaciones, en el casco urbano y en los polígonos industriales presentaban diversas deficiencias e irregularidades que se traducían en un exceso de contaminación y unas elevadas facturas eléctricas.

A la vista del informe técnico, el ayuntamiento estableció un plan de sustitución de las luces que presentaban problemas y deficiencias que permitirá importantes ahorros como las 147 toneladas de CO2 que dejarán de emitirse a la atmósfera cada año así como una rebaja en la factura que pagan las arcas municipales en este concepto, con cerca de 53.919 euros anuales.

Las características y funcionalidades de las nuevas luminarias se centran en la tecnología LED con rendimientos superiores a los 100 lúmenes watio y una baja emisión al hemisferio superior (pérdidas de luz menores), así como la existencia en ellas de los denominados drivers electrónicos que regulan los niveles de luz a altas horas de la noche en las que se produce una escasa afluencias de peatones o usuarios en las vías.

El  actual equipo de gobierno de Riba-roja del Túria -formado por el PSPV, Compromís y Esquerra Unida- ha aprovechado el plan de sustitución para revisar la seguridad eléctrica en las instalaciones públicas, con inversiones notables especialmente con el cambio de dispositivos de protección eléctrica.

El alcalde, Robert Raga, ha destacado «los avances experimentados durante esta legislatura en la reducción de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera enmarcado en el programa EcoRiba impulsado desde 2015 por el fuerte compromiso y el convencimiento de que es necesario un mayor respeto hacia nuestro medio ambiente como factor clave para un crecimiento sostenible y armónico».

1 Comentari
  1. Falso. Las lamparas de vapor de sodio tienen un rendimiento mas alto que las de led. Otra cosa es que esas luminarias estuvieran en el olvido y no se les realizaba ningun mantenimiento. Pero es falso que el led «contamine menos» que el vapor de sodio, y menos que el gasto se amortice con un menor consumo.

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.