Concert A Tres Bandes

EU rechaza la oferta del PSPV para entrar con una nueva concejalía de Vivienda en el gobierno de Riba-roja

El alcalde de Riba-roja, Robert Raga, y el concejal de EU, Rafa Gómez.

Reclama la Concejalía de Inclusión y Derechos Sociales y una liberación

La mayoría absoluta del PSPV en Riba-roja de Túria ha dejado fuera del nuevo gobierno local a los otros socios de la pasada legislatura: Compromís y Esquerra Unida, a pesar de las ofertas lanzadas por los socialistas, que han ido desde entrar en la Junta de Gobierno a varias concejalías

EU ha rechazado formar parte del equipo de gobierno socialista y ha reclamado, al igual que la coalición, la reedición del Pacto del Ateneo que sellaron en 2015 PSPV, Compromís, EU y Podemos y que dio la alcaldía al socialista Robert Raga.

La formación que lidera el concejal Rafa Gómez ha expresado a través de un comunicado que «nos sentimos defraudados con las declaraciones del PSOE que da a entender a la población de Riba-roja que nuestro colectivo es el que rechaza entrar a formar parte del gobierno».

Desde EU aseguran que en ningún momento han pretendido desvincularse de la acción de gobierno local. «Lo que ha ocurrido es que el PSOE tras agradecernos los cuatro años de gestión, nos da la enhorabuena por el trabajo realizado nuestro concejal y nos ofrece estar en la junta de gobierno, participar en acuerdos programáticos y en el presupuesto».

La respuesta de EU fue la reedición del pacte de l’Ateneu, a lo que el PSOE se opone y niega la concejalía de Inclusión y Derechos Sociales, que reclamaba para su único concejal.

Los socialistas lanzan como última oferta la nueva concejalía de Vivienda y Memoria Histórica que EU considera «indigna y no igualitaria» ya que desde Inclusión y Derechos Sociales ya se gestionaba el área de vivienda y sin liberación. «Evidentemente, nuestro colectivo no está en la política para lucrarse económicamente de ella. De hecho, defendemos unos salarios equitativos para las personas que participan de la política», aseguran.

No obstante, añaden, «que un concejal del PSOE tenga un salario por gestionar un área del ayuntamiento y que un concejal de EU se le niegue un salario por gestionar otra área, da a entender que el PSOE no quiere ser solidario, ni que nuestro colectivo participe activamente del gobierno local. Lo que el PSOE está haciendo es ofrecernos acuerdos y propuestas que no podemos aceptar, por nuestra dignidad, por nuestra capacidad y nuestra experiencia en el gobierno».

A todo esto añaden que desde el gobierno socialista «se nos impone que si aceptamos sus propuestas debemos de aceptar sus líneas rojas, teniendo que dejar en un segundo plano nuestra ideología en cuento al animalismo y laicismo».

Desde EU, concluye el comunicado, «no podemos aceptar una propuesta que nos impone ir en contra de nuestros valores y principios, además de no ser una propuesta igualitaria, solidaria y participativa».

No hi ha comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.