Riba-roja ampliará el servicio de agua potable a 200 viviendas

El pleno aprueba la adjudicación del contrato de gestión tras su anulación en 2012

El pleno del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado la adjudicación del nuevo contrato de la gestión del agua potable y saneamiento, depuración y control de vertido con una vigencia de 17 años y que supondrá un canon anual de 650.000 euros -11 millones de euros en total- para las arcas municipales y permitirá inversiones de 2’7 millones de euros en extensión la red a zonas que actualmente carecen de ella.

La adjudicación se ha aprobado con los votos a favor del equipo de gobierno del PSPV y de Ciudadanos, la abstención del Partido Popular, Vox y Compromís mientras que Podemos Riba-roja Puede y Esquerra Unida votaron en contra de la misma. La adjudicataria tendrá ahora un plazo de diez días para aportar todos los requisitos y acreditaciones para llevar a cabo el servicio.

El acuerdo plenario pone fin a los problemas judiciales que se iniciaron en noviembre del año 2016 cuando una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) anulaba el contrato que en el año 2012 había aprobado el equipo de gobierno del PP al considerar que se habían vulnerado diversos derechos tras la denuncia de una de las aspirantes.    

El nuevo contrato del servicio permitirá invertir 2’7 millones de euros en la puesta en marcha de un proyecto para garantizar el suministro de agua a las más de 800 empresas existentes en los polígonos industriales durante las 24 horas del día en caso de averías o roturas en el abastecimiento y extenderá la red de suministro a más de 200 viviendas que ahora carecen de ella en las urbanizaciones de la Llobatera, Carassols, Pla de Nadal y el Pla de Totxar. 

Precisamente, entre las irregularidades halladas en la sentencia judicial cabe destacar la falta de redacción y aprobación de los proyectos y anteproyectos para la ejecución de las obras, la instalación a la red de saneamiento separativa del polígono industrial l’Oliveral y el abastecimiento de agua potable para el polígono industrial de la zona sur o la conexión de depósitos del Calvari con la finca existente en la variante de Riba-roja de Túria.

Entre las mejoras introducidas en el nuevo contrato respecto del anterior cabe destacar un aumento de las aportaciones económicas a fondo perdido que pasan de 2 a 5 millones de euros, los abonos iniciales que pasan de 2 a 2’3 millones de euros, la ejecución de las obras en Entrenaranjos y los polígonos industriales, un aumento del canon al pasar de los 600.000 a 650.000 euros, además de que se garantiza que no se incrementarán las tarifas que se cobran a los usuarios.

Otro proyecto que saldrá adelante con el nuevo contrato es la renovación de la red de abastecimiento en Entrenaranjos, en el área nordeste, cuyas viviendas sufren deficiencias históricas de presión en el suministro. Esta iniciativa se completará con el anillado de la red principal de abastecimiento del parque logístico y de las más de 800 empresas de los polígonos industriales. 

El nuevo adjudicatario incluirá mejoras ambientales y sociales en la gestión del suministro del agua potable como las mejoras en la atención a los colectivos con necesidades especiales y en la atención a los ciudadanos. Además, se introducen aspectos ambientales como un plan director del servicio de abastecimiento, otro sobre alcantarillado y red de pluviales y sendos planes contra el cambio climático –reducción del CO2- y una reducción notable de los vertidos contaminantes del ciclo del agua.  

El alcalde, Robert Raga, ha destacado “la alta participación de empresas que se han presentado al proceso que redundará en un servicio más completo y eficaz, más limpio y sostenible sin aumentar las tarifas a los vecinos y a las empresas”.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà