Banner papereria Ruiz

Riba-roja proyecta un pulmón verde de 27 hectáreas en el polígono El Oliveral

infografia zona verde ribarroja

Absorberá 20.000 toneladas de CO2

Riba-roja y la empresa Hidraqua, han desarrollado el proyecto Riba-roja Respira destinado a la lucha contra el cambio climático a través de la absorción de las emisiones de CO2 y la reutilización del agua regenerada. La iniciativa contempla un nuevo pulmón verde de 27 hectáreas en la zona que rodea al polígono industrial de los sectores 13 y 14 de El Oliveral, que se regará mediante agua regenerada procedente de las depuradoras que se encuentran ubicadas en este polígono.

Esta acción persigue la absorción de 20.669 toneladas  de CO2 en 30 años y supone, a su vez, el vertido cero mediante la reutilización del agua, a partir de las EDAR de S-13 y S-14 desde donde se extenderán conducciones que canalicen a las zonas verdes. Asimismo, contempla la puesta en marcha de nuevas áreas recreativas e iniciativas vinculadas a promover la colaboración medioambiental de las empresas en el polígono.

Para ello, se ha realizado una búsqueda de espacios donde poder llevar a cabo esta reforestación, identificado zonas que cuentan con una escasa vegetación, a la vez que posibiliten la creación de barreras verdes visuales y acústicas.

Se ha llevado a cabo una selección de plantas adaptadas al clima mediterráneo, con elevada absorción de CO2 y se han realizado estudios sobre la densidad de la masa forestal adecuada. En total, se prevé la plantación de 22.000 unidades entre chopo, almez y sauce.

Para reutilizar el agua de las depuradoras -98.018 metros cúbicos anuales- se requerirá la incorporación de nuevos tratamientos y la construcción de una red que lleve el agua desde estos puntos hasta las entradas de riego de la zona verde.

Asimismo, se consigue aprovechar un recurso que en estos momentos se está vertiendo y desaprovechando, favoreciendo el compromiso con el vertido cero firmado en la Declaración de Sevilla, a la vez que se reducirían las cuantías económicas por el vertido del agua depurada. El sistema de riego de los árboles y arbustos está planteado por goteo, minimizando la posibilidad de generar aerosoles.

Estos proyectos son compatibles con el uso de las zonas arboladas para disfrute de  vecinos y usuarios del polígono, permitiendo dotar de zonas verdes frondosas cerca de sus lugares de trabajo. Estas áreas estarán provistas de carteles informativos sobre las toneladas de absorción de CO2 y servirán de puntos de información sobre el cambio climático para los vecinos y trabajares del polígono.

Asimismo, se prevé incluir esta iniciativa en el Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción. Un registro nacional creado a partir del Real Decreto 163/2014 cuyo objetivo es fomentar el cálculo y reducción de la huella de carbono de las organizaciones españolas, así como de promover los proyectos que mejoren la capacidad sumidero de España.

La inscripción en este registro implica la compensación por la absorción de estas emisiones. Así, a fin de involucrar en esta acción medio ambiental a las propias actividades industriales ubicadas en Riba-roja, donde generan  emisiones de efecto invernadero, las empresas podrán recurrir a la compra de las emisiones absorbidas en este proyecto. El Ayuntamiento , como titular de las absorciones logradas con la iniciativa Riba-roja Respira cederá sus derechos sobre emisiones logradas para su compra por parte de las empresas interesadas.

Además, estas franjas de vegetación presentarán elevada humedad por tratarse de especies arbóreas con alta demanda de agua que serán regadas convenientemente gracias a disponer de una red de agua regenerada, por lo que supondrán un impedimento al avance de un posible incendio. Esta situación es especialmente positiva en las zonas donde las zonas boscosas están ubicadas separando la autopista o carretera de la zona de polígono industrial.

Otra de las ventajas de este proyecto es que la plantación de vegetación arbórea, permite aumentar la evotranspiración y potencia de forma considerable la infiltración de agua a través del terreno. Así, se favorece la infiltración natural del agua en episodios de fuertes lluvias, evitando inundaciones.

El alcalde Robert Raga ha valorado que este proyecto «cumple con un doble compromiso dentro de la estrategia local de economía circular; la reutilización del agua residual y la plantación de arbolado y zonas verdes en la zona industrial, en el marco del Plan Municipal de Arbolado 2030, como uno de los objetivos para la reducción de CO2» y ha avanzado que buscará financiación a través de los Fondos Next Generation y la colaboración del tejido industrial para ejecutar el proyecto.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.