“Quiero hacer una labor de reeducar para que los vecinos de las urbanizaciones se sientan del pueblo y que éste los reconozcan como parte de Bétera”

Hace poco más de un año, Cristina Alemany (Compromís) recibió la vara de mando con un cuatripartito que ha perdido a uno de sus socios (Mas Camarena-CUBE) por el camino. La alcaldesa de Bétera debe afrontar el resto de legislatura en minoría tras una ruptura que no es “un drama” para esta profesora de valenciano de 38 años que trata de ver el lado bueno de las cosas. Positiva, directa y cercana se para y atiende a todos los vecinos que le saludan por la calle mientras vamos hasta l’Hort de les Alfàbegues, donde ya se respira el olor de las fiestas.

La primera pregunta es obligada. ¿Qué balance hace de este primer año de legislatura?

Positivo. Está siendo el año de adaptación. Cuesta arrancar sobre todo con el presupuesto. Ahí sinceramente la inexperiencia se ha notado. Hemos mejorado cosas del funcionamiento interno, cambiado dinámicas que es mucho esfuerzo aunque desde fuera  no se note. A partir del trabajo de fontanería, ahora se podrán ver cosas que se materializarán en la calle.

Ha estado marcada por la ruptura del pacto de gobierno y la salida de Mas Camarena. ¿Cómo afronta el gobernar en minoría?

Es más complicado gobernar en minoría, pero no es un drama. Hasta puede llegar a ser positivo porque todo lo que se apruebe se tendrá que hacer desde el consenso y se tendrá que hablar con la gente y con  el resto de grupos. Al final, dentro de lo negativo tiene una parte positiva, que es que lo que salga adelante, saldrá del consenso.

Una de las primeras consecuencias ha sido el bloqueo de los presupuestos.

-Nos ha costado mucho. Se han sumado circunstancias que han hecho que se retrasen. Estamos en la aprobación provisional y ahora acaba el plazo de alegaciones. No los tenemos todavía, son provisionales.

¿Cómo son esos primeros presupuestos?

Queda muy típico pero es verdad que la pata fundamental ha sido pensar en las personas. La partida de Servicios Sociales es la que más se ha aumentado, de 200.000 a 300.000 euros. A nivel cultural y fiestas hemos hecho también un gran esfuerzo.

Su exsocio apuntó al incumplimiento de la construcción centro cívico como el motivo de su salida del gobierno. ¿En qué punto se encuentra el proyecto?

En realidad es una cuestión que se escapa a las competencias municipales. El proyecto viene de la anterior legislatura. El PP escogió una parcela que tiene una línea de alta tensión que la cruza y necesitamos un informe de la conselleria que diga que ahí puede haber un edificio con personas. Además ese  PAI no está urbanizado y hay problemas con Bankia.

¿Es ese el motivo real de la ruptura del pacto?

Que esa sea la excusa para la ruptura, bien. Pero no es cierto que ese sea el motivo. Ellos deciden que deben gestionar las urbanizaciones Mas Camarena,  Torre En Conill y Cumbres de San Antonio. Hasta llegan a cuestionar la figura de la alcaldía en las urbanizaciones y pedirnos una alcaldía de facto. Nuestro concepto de pueblo es al contrario, es integrar los núcleos de población. Es una labor de reeducar, que el núcleo urbano reconozca las urbanizaciones como pueblo y que éstas se indentfiquen con el pueblo.

En campaña dijo que una de las primeras medidas  sería encargar una auditoría. ¿Se ha realizado?

Cuando estás dentro te das cuenta de que económicamente lo que puede suponer al pueblo no compensa. Cada concejal ha hecho una radiografía de la situación de su área. La más conflictiva es la de Urbanismo y ahí nos planteamos entrar en una auditoría porque hay expedientes parados mucho tiempo.

Algunas de sus iniciativas que sí ha llevado a cabo como la retirada de honores a Franco ha contado con el apoyo del PP. ¿Le ha sorprendido?

Está pasando con muchas mociones que el PP desde la oposición está intentando que hagamos políticas que ellos no hacían. Esas cosas sorprenden pero nos alegramos de que el PP busque políticas sociales.

En su decisión de prohibir a los concejales participar en las procesiones y actos religiosos no estuvieron tan conformes.

No, pero en realidad tampoco ha cambiado nada. Los que no iban a las procesiones continúan sin ir y los que ya lo hacían también lo siguen haciendo, pero a título personal.

Respecto a las fiestas de este año, la última medida ha sido la de ampliar la zona de fuegos a todo el pueblo. ¿Cómo lo valora?

Es una propuesta de una de las peñas que se ha aprobado en la mesa donde están todas las partes representandas. Vamos a probar este año y el día 17 de agosto veremos las consecuencias cuales son.

¿Qué destacaría de las fiestas de este año?

Estamos trabajando para lograr la declaración de Les Alfàbegues como fiesta de interés nacional, lo que supone un esfuerzo económico de difusión de la fiesta a nivel nacional y esperamos conseguirlo.

¿Qué asuntos tiene marcados en su agenda para  los tres años que restan?

Insisto en las urbanizaciones. Vamos a intentar que los vecinos de las  urbanizaciones vengan al pueblo, que se sientan del pueblo, que cuando salgan digan que son de Bétera y que los vecinos del núcleo urbano reconozcan a esa gente como que forma parte de Bétera. Mejorar las instalaciones deportivas, laszonas infantiles y fijar una programación cultural mensual.

No Comments Yet

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

logo infoturia roig

InfoTúria Periòdic del Camp de Túria · C/Belgrado, 17 · La Pobla de Vallbona · Tel. 962744555

Contacta amb InfoTúria ací

Llicència CC 3.0
Segueix-nos en