Se presenta la campaña ‘Mi cuenta ambiental’, para fomentar la correcta separación de los residuos urbanos

Una delegación del Consorcio Valencia Interior (CVI) participó ayer en una charla informativa que se ofreció en la Casa de la Senyoria de Olocau. El objetivo fue dar a conocer las actuaciones de este ente privado, encargado de gestionar el correcto tratamiento de las basuras que se generan en 5 comarcas (entre las que se incluye el Camp de Túria). También se presentó la campaña ‘Mi cuenta ambiental’, con la que se recompensa a aquellos vecinos que más se implican, al separar sus residuos, en el respeto por el Medio Ambiente.

José García

El primero en tomar la palabra fue Ángel Rodríguez, gerente del CVI. Rodríguez explicó que actualmente se gestiona de un modo “adecuado y eficiente” la basura que se genera en 81 municipios de 5 comarcas (Rincón de Ademuz, Los Serranos, Camp de Túria, La Hoya de Buñol y Utiel-Requena), “separando los elementos que pueden reutilizarse de aquellos que no pueden tener un nuevo uso”.

Entre los primeros, por ejemplo, se encuentra el compost: “La materia orgánica se deposita en unos túneles especiales, durante cuatro semanas; luego, a lo largo de otras cuatro semanas, se envían a unas cámaras de maduración. De este modo, obtenemos un compost que se emplea como abono en campos de viña y almendros, en la comarca de Utiel-Requena”.

Sin embargo, el gerente del CVI admitió que existe un porcentaje de la materia que llega a las plantas de tratamiento de residuos (tanto en Llíria como en Caudete de las Fuentes) que no puede aprovecharse: “Es verdad que existe una cantidad de toneladas que debemos definir como ‘fracaso’ en el reciclaje, porque no existen actualmente medios técnicos para poder reutilizar esa materia. Se trata de un 44% de lo que recibimos. Queremos mejorar y no nos conformamos con lo conseguido hasta ahora, aunque debemos recordar que nuestro porcentaje de reutilización (de un 56%) se encuentra entre los más altos no sólo de la Comunidad Valenciana, sino de toda España”.

En cuento a la campaña ‘Mi cuenta ambiental’, Rodríguez quiso dejar claro que no se trata de “un modo de enriquecerse”. El gerente del CVI fue claro: “Nuestro objetivo es doble: por un lado, recompensamos a aquellos vecinos que se toman la molestia de separar sus basuras y, del mismo modo, van al ecoparque para depositar allí los residuos que son potencialmente peligrosos. Por otro lado, incentivamos a aquellos que aún no lo hacen. En cualquier caso, se trata de estimular el respeto por el Medio Ambiente y fomentar la co-responsabilidad”.

La campaña consiste en solicitar una tarjeta para cada usuario que visita el ecoparque. Existe una tabla con el tipo de materiales que pueden depositarse en estos espacios; en dicha tabla queda fijada una equivalencia entre cada material y un número de puntos que se acumulan, en función de la naturaleza de cada material. Cuando acaba el año, los puntos se canjean por dinero (lo que supone una bajada en la cantidad que deberá pagarse en la siguiente factura del CVI). Estas tarjetas pueden solicitarse en el Ayuntamiento de cada localidad, o bien visitando los ecoparques fijos de Llíria, Bétera y La Pobla de Vallbona-l’Eliana.

Los costes del servicio
Posteriormente habló José Javier Cervera, presidente del CVI. Cervera quiso abordar el tema más controvertido en la gestión del propio Consorcio: el económico. “Entiendo que todo el mundo quiere pagar lo mínimo en impuestos o tasas, expecialmente en situaciones como la actual; sin embargo, es un ejercicio de responsabilidad que supone mejorar las actuaciones que se desarrollaban hasta ahora. Además, es una actuación que viene fijada por directivas internacionales que provienen de la Unión Europea”.

“El proceso de selección de la empresa privada que se encarga de prestar sus servicios al CVI fue absolutamente transparente. De 14 empresas que participaron el el concurso, se aprobó aquella que nos ofrecía el precio más económico. Además, los resultados están siendo buenos: logramos reciclar un 56% de lo que entra en nuestras Plantas de Valorización y Tratamiento, lo que nos sitúa a la cabeza nuestra autonomía y en el resto del país”, expuso Cervera.

Del mismo modo, el presidente del CVI expuso la idoneidad de propuestas como la de ‘Mi cuenta ambiental’: “Somos conscientes de la necesidad de cambiar los hábitos adquiridos por nuestros habitantes. Hace falta pedagogía. Pero se instauró la iniciativa de ‘Mi cuenta ambiental’ en Utiel y en Llíria, en 2013, y se logró incrementar el número de visitas en un 40%. Es un dato significativo, creo que invita al optimismo y queremos seguir en esa dirección, fomentando la implicación de todo el mundo”.

Finalmente, Cervera explicó que en el actual recibo se desglosa en diversos apartados: “Por un lado, se pesa toda la basura que se genera en cada municipio y se divide entre el número de viviendas, fijándose una ‘tarifa’ que establece lo que se paga en cada hogar. Además, se paga el coste derivado de mantener la red de ecoparques móviles  que visitan periódicamente las poblaciones que forman parte del CVI, así como los ecoparques fijos que hemos ido contruyendo. Finalmente, se repercute en cada factura el coste de la construcción de las Plantas de Valoración y Tratamiento”.

Ayuntamiento de Olocau
El alcalde de Olocau, Antonio Ropero, también quiso dirigirse a los vecinos que estaban presentes en el acto, así como a los representantes de las asociaciones vecinales que también habían acudido a esta charla. “El ecoparque fijo ha sido una reivindicación histórica que, al final, ha acabado conviriéndose en una realidad. Las gestiones de la corporación municipal que dirijo prosperaron y eso es algo de lo que podemos beneficiarnos todos los vecinos”.

Ropero comentó que, en el equipo de gobierno local, “la gestión de basuras y el respeto por el Medio Ambiente es prioritaria. Hemos bajado dos veces la tasa de basuras en nuestros primeros tres años de gestión, y puedo adelantar que el año que viene volverá a bajar. Además, gracias a ‘Mi cuenta ambiental’ también lograremos bajar la tasa que se paga al CVI y los vecinos que más se impliquen en llevar sus basuras al ecoparque lograrán importantes descuentos”.

Sin embargo, el primer edil de Olocau también expuso la necesidad de cambiar algunos malos hábitos que se han detectado en la localidad: “El pasado verano, durante los meses de julio y agosto, que es cuando llega un mayor número de personas para residir en Olocau, impulsamos una ‘experiencia piloto’: contratamos a dos operarios que se dedicaron a recorrer el municipio… y pudimos constatar que son muchísimas las toneladas de basuras que se depositan de cualquier manera, en zonas no habilitadas para dicho proceder”.

“Si no actuáramos de ese modo, el coste derivado de la prestación del servicio de recogida de basuras sería mucho menor. El compromiso de la actual corporación con la limpieza del término municipal no sólo se mantiene, sino que se incrementa: el próximo verano también ofreceremos este servicio en el mes de junio. Pero invito a los vecinos a hacer un buen uso de los contenedores de basuras y del ecoparque fijo que ya tenemos. No es sólo una cuestión económica, cosa que también se da: es que, si no somos más responsables, podemos afectar muy negativamente al Medio Ambiente, cosa que no podemos tolerar. Solicito a los vecinos que se impliquen en esta causa, porque es necesario que todos tomemor partido por ella”, concluyó Ropero.

No Comments Yet

Deixa una resposta

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.

logo infoturia roig

InfoTúria Periòdic del Camp de Túria · C/Belgrado, 17 · La Pobla de Vallbona · Tel. 962744555

Contacta amb InfoTúria ací

Llicència CC 3.0
Segueix-nos en