El Consorcio Valencia Interior aprueba un presupuesto de 21 millones para la gestión de residuos

consorcio

El ente avala el reglamento de participación ciudadana

La Asamblea General del Consorcio Valencia Interior ha aprobado el presupuesto para 2022 que asciende a 20.750.828,29 euros para la gestión de los residuos de los 61 municipios consorciados de cinco comarcas de interior de la provincia de Valencia: Camp de Túria, la Hoya de Buñol- Chiva, la Serranía, la plana de Utiel Requena y el Rincón de Ademuz. El encuentro se celebró ayer de manera telemática, donde la obligación de mantener las distancias de seguridad por el COVID19 hizo posible que los representantes pudieran conectarse desde sus municipios gracias a las nuevas tecnologías. En esta asamblea virtual se aprobaron todos los puntos del orden del día que se sometieron a votación.

Otro de los aspectos que se ha aprobado es la modificación de la Ordenanza Fiscal reguladora de la tasa de servicios ambientales, que incluye una bonificación media de 9 euros en el recibo a los participantes en el programa de compostaje del CVI que se hayan descargado la APP Ecocomposta, así como a las personas que participen en algún proyecto municipal y pueda acreditar su autogestión de la materia orgánica.

Durante el acto, también se ha resuelto la modificación del contrato en cuanto a los costes de transporte de ecoparques. El volumen de residuos gestionados procedentes de ecoparques es diez veces superior a lo que indicaba en origen el Plan Zonal, lo cual conlleva el incremento en la prestación del servicio de recogida separada en ecoparque por parte de la empresa adjudicataria, debido a que se requiere de una mayor cobertura del servicio de ecoparques ante la evolución en la generación de los residuos anteriormente comentado. Ello afecta, por tanto, a los costes en la prestación que quedó ayer avalado por la asamblea.

En este encuentro se ha aprobadola incorporación de personal por parte de la adjudicataria para la limpieza de impropios (bolsas de plástico) que se mezclan con los residuos verdes, de modo que estos residuos puedan computarse como material 100% reciclado de alta calidad.

Los restos de poda aumentaron de manera notable en el año 2020. Por esta razón, y por la entrada en vigor de normas más estrictas en la contabilización de materiales recuperados, se inició este expediente que finalmente se aprobó ayer.

Durante esta sesión, se aprobó también el reglamento de participación ciudadana y sus normas de funcionamiento, a partir del cual se definen los derechos a información individual y colectiva de la ciudadanía, los canales habilitados para informarse y hacer consultas, los estudios de percepción y órganos de consulta y participación en los que podrá tomar parte la ciudadanía. Con ello, en el próximo año podrán desarrollarse estas reuniones y la participación por parte de todos los actores contemplados.

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.