Los ocho municipios de menos de 5.000 vecinos tendrán servicios sociales mancomunados

pleno

Dispondrán de servicios de psicólogo-pedagogo, educador social, administrativo y abogado

La Mancomunitat Camp de Túria ha aprobado en el último pleno la agrupación de los ocho municipios de la comarca con menos de 5.000 habitantes –Benissanó, Casinos, Domeño, Gátova, Loriguilla, Marines, Olocau y Serra- con la finalidad de que los vecinos de estas localidades puedan contar, a partir de enero de 2019, con la atención de un equipo interdisciplinar de Servicios Sociales.

La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha establecido un nuevo Modelo Social Básico que amplía los trabajadores destinados a Servicios Sociales, para completar la labor desarrollada por el trabajador social en los municipios que superen los 5.000 habitantes.

“Al agrupar la población de estas ocho localidades, desde la Mancomunitat solicitaremos la contratación de este personal para prestar de forma mancomunada este servicio”, ha explicado la presidenta de la Mancomunitat Camp de Túria y alcaldesa de Marines, Lola Celda. “Se trata de que estas poblaciones cuenten con un equipo que incluya otras figuras profesionales que refuercen la labor del trabajador social, como psicólogo-pedagogo, educador social, administrativo y abogado, con funciones diferenciadas”, ha asegurado.

En la actualidad, la Mancomunitat cuenta con Servicios Sociales Especializados, como el SEAFI, pero no dispone de un equipo que preste atención primaria en el ámbito mancomunal.

Otro de los puntos aprobado en el pleno ha sido la creación de un programa de salud mental mancomunal que se implementará en los municipios de Bétera y Vilamarxant que entrará en funcionamiento el próximo mes de septiembre y en enero de 2019, respectivamente.

El Programa de Rehabilitación Psicosocial para Enfermos Mentales de la Mancomunitat está dirigido a la población diagnosticada con enfermedad mental crónica. Su puesta en marcha responde a las necesidades detectadas en el estudio llevado a cabo desde esta institución supramunicipal. “Desde la Mancomunitat hemos detectado la necesidad de invertir más esfuerzo y tiempo en la población que adolece de una enfermedad mental. Con este programa intentamos apoyar a este colectivo, que son usuarios de los servicios de salud mental, pero requieren también de recursos de apoyo social que faciliten su integración”, ha manifestado la presidenta.

 

No Comments Yet

Deixar un comentari

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.