Una vecina de San Antonio ofrece una recompensa de 1.000 euros a quien encuentre a su perro robado en la Pobla

Dejó al perro al cuidado de su veterinario durante el puente

Un robo perpetrado en un chalé de la urbanización La Sima de la Pobla de Vallbona ha separado a Rosa Blas, una vecina de 35 años de San Antonio de Benagéber, de su perro ‘Pop’, de dos años, que compró en un criadero de Nàquera. La imagen del Pomerania Toy inunda la comarca desde Llíria, la Pobla de Vallbona, San Antonio de Benagéber a Bétera con los carteles en los que se ofrece una jugosa recompensa de 1.000 euros a quien lo encuentre.

Los hechos ocurrieron el pasado domingo, mientras Rosa regresaba de Andorra, donde había pasado el puente de la Constitución con su pareja. Una llamada del propietario de la casa le alertó de que había sido víctima de un robo en su vivienda y que su perro había desaparecido, junto a otro animal y varios objetos.

Según explica la propietaria del perro, nunca antes se había separado de ‘Pop’ «siempre estoy con él, viajo a hoteles que permiten la entrada a perros,», pero ante este último viaje confió en dejarlo al cuidado del veterinario de la clínica de Valterna a la que acude habitualmente y que se ofreció para tenerlo en su chalé durante los días festivos.

La propietaria ha denunciado los hechos ante la Guardia Civil y confía en que se esclarezca lo ocurrido, mientras ofrece una recompensa económica con el fin de alentar la colaboración ciudadana. «No es que me sobre el dinero, pero no me importa. Tenía 3.000 euros ahorrados y decidí ofrecer parte de lo que tengo a quien lo encuentre porque lo único que quiero es econtrar a mi perro porque es lo que más quiero», explica desesperada.

Sin embargo, la recompensa también ha provocado que reciba llamadas tratándola de estafar. «He ido hasta Peñíscola con el dinero en la mano porque me llamaron para decirme que estaban allí y luego no había nadie», lamenta esta estudiante de Publicidad.

Rosa también reconoce que, al contrario, mucha gente le ha ofrecido colaboración a través de las redes sociales, pide ayuda para encontrarlo porque insiste en que el perro «es mi vida, necesito que aparezca» y confía en que «esté donde esté que me lo cuiden».

No hi han comentaris

Deixar un comentari

El vostre correu no es publicarà.