El Castillo de Vilamarxant

castell

La torre irregular amurallada

Aunque el origen de Vilamarxant data de época romana, tenemos constancia de que en el periodo islámico fue una población notable que contaba con un elevado castillo fortificado por una sólida muralla.

El conjunto del castillo lo conforma una construcción de tipo Albacar formada por una torre, similar a las estudiadas hasta el momento, y una muralla construida alrededor de ésta. El conjunto interior podría ser un espacio libre de edificaciones auxiliares, como era común en este tipo de construcción y la población empezó a crecer a partir de la muralla.

Dentro del castillo hay que destacar la presencia de la torre vigía, que viene relacionada con todas las analizadas hasta el momento. Su función es la de avisar en caso de urgencia de una torre a otra, a la vez que permite el control de todo el perímetros de la zona. La torre más próxima a ésta se encuentra en el término de Benaguasil y recibía el nombre de la Torre de Felx[1], que a su vez comunicaba visualmente con el castillo de la localidad vecina.

Como ocurría en época musulmana, las torres se construían con tapial. En el caso de esta torre apreciamos un tapial muy primitivo en el que abunda la cantidad de bolos de piedra y que a ojos de un inexperto puede dar confusión con una mampostería ordinaria. De todas las torres analizadas ésta presenta un sistema constructivo que recuerda mucho al que tenía el castillo de Benaguasil. Dicha similitud constructiva quizás se deba a que se trataba de dos construcciones coetáneas que emplearon incluso una misma mano de obra o relacionada.

En la actualidad se conservan 3 de los cuatro muros de tapial de la torre y uno de ellos contiene dos aberturas en dos de sus alturas. Ellos conforman una planta irregular que se asemeja a un trapecio isósceles siendo esto una curiosidad, pues casi todas las torres eran rectangulares o cuadrangualares salvo ésta y la de Felx, que era circular. De los muros que se mantienen podemos decir que la fachada norte tiene una longitud de 14,38 metros, la este de 9,54 y la oeste de 8,16 y la altura de estos ronda los 15 metros respecto el nivel de la plaza.

Nos encontramos ante una construcción clasificada como BIC (Bien de Interés Cultural) que precisa de una intervención urgente, pues su estado de deterioro es avanzado. Una estabilización de sus muros de carga y una reconstrucción dotaría a la localidad de Vilamarxant con un elemento histórico muy singular con más de 1000 años de antigüedad. Una joya del patrimonio valenciano y de la comarca edetana.

 

[1] Recogida como torre de Fegs en el plano de los arroces de la Pobla y Benaguasil

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.