El Monasterio de San Miguel recibe 200.000 euros para adecuar sus accesos

monasterio

El Consell aprueba un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Llíria

El Consell ha aprobado hoy un convenio de colaboración entre la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio y el Ayuntamiento de Llíria para llevar a cabo obras de adecuación en el acceso al Real Monasterio de San Miguel de Llíria, de titularidad municipal.

Para la ejecución de esta proyecto, la conselleria aportará una subvención de 200.000 euros con cargo a los presupuestos de 2018.

El proyecto contempla la pavimentación y remodelación de las zonas tanto peatonales como rodadas, respetando la estructura de las mismas, pero ampliando, donde es posible, las aceras y zonas ajardinadas. De igual manera, se seguirá manteniendo un acceso rodado, pero se quiere dar a la subida un carácter principalmente peatonal.

Con esta actuación, la conselleria pretende sanear la zona de construcciones, ya que las viviendas que allí existen son insalubres en estos momentos; recuperar el espacio que ocupaban éstas para ser devuelto al monte y constituir una zona de descanso para las personas que accedan al Monasterio de San Miguel.

La zona de actuación se encuentra al sur del municipio y es el único acceso urbanizado al Real Monasterio de San Miguel de Llíria.

La superficie objeto del proyecto ocupa unos 3.410 metros cuadrados. El proyecto de la urbanización parcial se ejecutará sobre tres zonas diferenciadas: la cuesta de San Miguel que bordea una colina y da acceso al monasterio, la superficie resultante de la anexión a esta calle de los Solares que resultarán de la demolición de ocho viviendas existentes y la plaza que se forma en el arranque de la cuesta entre las calles Quevedo, Ruines de L’Aldea, calle de L’Aldea y calle Recared.

El proyecto se encuentra lindando en su zona este con el yacimiento arqueológico ‘Poblado Ibérico Cerro de San Miguel’ declarado Bien de Interés Cultural (BIC) del Patrimonio Histórico Español con la categoría de zona arqueológica, quedando en el interior del entorno BIC la superficie resultante de la demolición de las viviendas citadas.

El convenio, aprobado por el Consell, tiene un plazo de vigencia desde su firma hasta el 31 de diciembre de 2018 y su objetivo es establecer la regulación de las relaciones entre la Generalitat y el Ayuntamiento de Llíria para la ejecución de las obras de adecuación del acceso al monasterio.

En este sentido, la conselleria ha expresado su voluntad de financiar parte de estas obras tanto por el interés e importancia que tiene el proyecto para el municipio, como por el valor cultural y artístico que aporta a la Comunitat Valeciana.

 

No hi ha comentaris

Respon

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.