Simulacro de campanadas de Fin de Año en la iglesia de la Sangre de Llíria

La oposición critica el gasto en una retransmisión en diferido

Llíria ha sido el primer municipio de la Comunitat Valenciana en dar la bienvenida al año 2020. La iglesia de la Sangre de la capital de Camp de Túria ha sido el escenario de la grabación de las 12 campanadas de fin de año, que se emitirán en diferido el próximo 31 de diciembre en una televisión local de Valencia.

El pasado 18 de diciembre se desplazó hasta el templo un equipo de la televisión contratada por el Ayuntamiento de Llíria para grabar las campanadas sin público y con la sola presencia de los presentadores encargados del programa especial. Así, mientras se emita el próximo 31 de diciembre el vídeo ya grabado, los llirianos se comerán las uvas en la plaza Mayor, donde el consistorio tiene programada la fiesta de Nochevieja como en años anteriores.

Esta grabación, que debía ser un «secreto», según advirtieron los concejales del PSPV en el último pleno celebrado el pasado jueves, se reveló tras las preguntas formuladas por la portavoz del PP, Reme Mazzolari.

La concejala de la oposición solicitó información en el turno de ruegos y preguntas sobre la retención de crédito realizada desde el área de Turismo de 4.800 euros para las campanadas de 2019. Mazzolari pidió explicaciones sobre en que «consiste, por qué en Levante televisión, si las campanadas serán en directo, en diferido, en la plaza Mayor, en la Sangre o en Sant Francesc».

Ante la ausencia del alcalde, Manolo Civera, que se marchó a mitad de la sesión, la primera respuesta de la concejala del PSPV, Fina Torrijos, fue la de remitir la contestación por escrito en la próxima comisión, a ‘hechos consumados’.

El vicealcalde y portavoz de Compromís, Joanma Miguel, que ocupó la presidencia del pleno, trató de explicar a la popular todos los detalles, aunque fue interrumpido desde la bancada socialista al grito de «es secreto», por lo que optó por no continuar hablando en público y hacerlo después en privado.

Aún así le dio tiempo a explicar en público que el «diario Levante» (sic) iba a retransmitir las campanadas desde Llíria de final de año y que se habían grabado el día anterior.

El portavoz de Ciudadanos, José Antonio Fombuena, apeló a la transparencia del ayuntamiento y exigió explicaciones del gasto de 4.800 euros del presupuesto municipal. «No tiene por qué ser secreto, se supone que esto es un ayuntamiento transparente y no tiene por qué haber secretos».

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà