La Torre de Pardines del siglo XIII recibe medio millón de euros para su rehabilitación

antonio ropero torre pardines
El alcalde de Olocau, frente a la Torre de Pardines. FOTOS: PAU TINEO.

El Ayuntamiento de Olocau consigue la subvención del 1% cultural del Estado

La Torre de Pardines del siglo XIII será objeto de una completa rehabilitación y puesta en valor tras ser incluida en la selecta lista de bienes patrimoniales de toda España a recuperar con cargo al 1% cultural del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

El proyecto gestionado por el Ayuntamiento de Olocau ha obtenido una subvención del Programa de Conservación del Patrimonio Histórico Español que asciende a 397.883,46 euros, lo que representa el 75% del coste de la obra. A esta cifra se sumará la aportación del consistorio con cargo a las arcas municipales del 25% restante -132.627,82 euros-.
En total, el proyecto de recuperación de la torre de vigilancia anexa a la Casa de la Senyoria y de todo el entorno contará con un presupuesto de 530.511,28 euros y un plazo de ejecución de un año.

torre de pardines

Esta es la penúltima actuación promovida desde el Ayuntamiento de Olocau en la última década, coincidiendo con la entrada del actual equipo de gobierno en junio de 2011, para recuperar el patrimonio histórico del municipio con una inversión global que supera el millón de euros.

Una apuesta por el patrimonio y el turismo que arrancó en el año 2011 con la firma de un convenio con el Ministerio de Defensa de la cesión de los terrenos militares del Puntal dels Llops, cuyo yacimiento íbero se ha convertido en uno de los referentes en la Comunitat Valenciana a través de las visitas guiadas gratuitas. “Ha sido un éxito. Año tras año nos sorprendemos del número de visitantes cada vez más alto que tenemos, que lo cuidan y lo aprecian”, asegura el alcalde de Olocau, Antonio Ropero, quien defiende que el patrimonio “no solo es del pueblo de Olocau, sino de todos porque refleja nuestra historia”.

A la recuperación del enclave arqueológico siguió la rehabilitación de la Casa de la Senyoria, con la restauración del lagar, de la almazara y la creación de una zona museística que se va a ampliar. Uno de las sorpresas que esconde esta antigua casa es una de las pocas bodegas que quedan en la comarca tal cual era en el siglo XVIII.
Este año le ha llegado el turno a la Torre de Pardines, declarado Bien de Interés Cultural y “otra de las joyas del patrimonio local que queríamos poner en valor para que durante otros muchos siglos pueda estar ahí guiándonos”, apunta el alcalde socialista, que no descarta la posibilidad de que los visitantes puedan acceder al interior de la torre a través de una escalera.

En 2018, tras contratar a un equipo de arquitectos para que redactara el proyecto, arrancaron las gestiones en Madrid para obtener la financiación necesaria para evitar que se derrumbara y salvar la torre y su patio en torno al cual se estructuró el pueblo de Olocau tal y como lo conocemos hoy, con el traslado del conde de Olocau desde el Castillo del Real. Ese será el próximo proyecto que abordará el Ayuntamiento, que ya ha redactado el plan director. A este se sumarán otras actuaciones como la restauración del lavadero municipal de un pueblo de apenas 2.000 habitantes que se ha volcado en recuperar su patrimonio para disfrute de los propios vecinos y de los miles de visitantes que recibe cada año.

No hi han comentaris

Respondre

Your email address will not be published.