Riba-roja exige al Gobierno la rebaja del IVA de los productos para la higiene femenina

plenopodemos

El pleno aprueba la moción de Compromís con el voto en contra de PP y Cs

El pleno del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado una propuesta del grupo municipal de Compromís en el que se exige al Gobierno central una rebaja del 10 al 4% de los impuestos sobre los productos de higiene femenina existentes en el mercado tras la disminución aplicada en el 2012 cuando el IVA pasó del 21 al 10%.

La propuesta, votada a favor por PSPV y EU y Riba-roja Puede y en contra por PP y Cs, insta al gobierno a iniciar los trámites para que se reforme la fiscalidad que deben soportar los productos de higiene femenina y su consideración como “bienes de primera necesidad” y, por tanto, una reducción en los tipos impositivos hasta el mínimo legal.

La denominada “tasa rosa” es aquella cuyo importe se aplica  a todos los productos del mercado etiquetados con un distintivo femenino respecto de uno igual pero que carece de la citado etiqueta. Incluso, en algunos mercados de países europeos, la diferencia entre ambos productos, con y sin etiqueta femenina, llegan hasta un 50%, aunque la calidad entre ellos no sea considerable.

Según algunos estudios de mercado, el encarecimiento entre unos productos y otros, basados en motivos de género, se sustancia a partir de la premisa según la cual las mujeres están dispuestas a pagar más por sus vestidos o por su codicia personal, argumentado en la construcción de estereotipos de género.

Entre los productos comercializados para el público femenino cabe destacar algunos como los champús, las cremas, los desodorantes o los analgésicos que en su versión femenina son más caros que los enfocados al sector masculino. En algunas situaciones la única diferencia entre ambos productos estriba en el color rosa que se aplica a las mujeres.

Los estudios realizados establecen que cada mujer destina una media de 355 euros al año en la compra de productos de higiene relacionados con los productos de higiene relacionados con el ciclo menstrual, de forma que si se multiplica por los 30 años en los que se utilizan estos productos la cantidad de gastos alcanza los 10.650 euros.

Por tanto, se está produciendo un “agravio comparativo” con otros productos ya que no son considerados un bien de primera necesidad, lo que añadido a la “brecha salarial” respecto de los hombres con cerca del 13% de media de discriminación.

 

 

No hi han comentari

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà.