Viviendas nuevas en Valencia a precio asequible y listas para la venta

vivienda valencia cacsa

Hablamos sobre el parque de viviendas nuevas en Valencia y de cómo es posible vivir en una de las ciudades con más interés de nuestro país pagando por nuestra casa un precio realmente reducido. Sigue leyendo e infórmate.

Cómo es vivir en Valencia

No cabe duda de que antes de hablar del parque de vivienda nueva en Valencia es necesario decir que nos encontramos ante una de las principales capitales españolas, por lo que residir allí es contar con una amplísima oferta cultural y de ocio, con unas comunicaciones mucho más que adecuadas, tanto para movernos por su interior como a la hora de visitar otras zonas del país, y, por supuesto, que se encuentra en el litoral mediterráneo, por lo que los amantes del sol y la playa tienen a su disposición muchas de las mejores posibilidades de disfrute de las que pueden disfrutarse en nuestra geografía. 

Todo ello sin olvidar el rico patrimonio artístico del que se puede disfrutar cuando se pasea por su centro y que hace de Valencia una de las ciudades preferidas de los turistas que se acercan a nuestro país, entre el que podríamos mencionar la lonja de la seda o el tribunal del agua por poner solo dos ejemplos.

Es decir, que vivir en Valencia es sinónimo de disfrutar de todos esos servicios de los que puede presumir cualquier gran ciudad, al tiempo que tenemos al alcance de nuestra mano algunas de las zonas más apreciadas por cualquier amante del mar y podemos disfrutar de uno de los centros históricos más interesantes del país.

Viviendas nuevas a partir de 85.000 € ya a la venta

En cuanto a su parque de vivienda, tenemos que decir que hay pisos baratos de obra nueva en Valencia, con un precio de a partir de 85.000 € y totalmente adecuados para poder disfrutar de ellos prácticamente desde este momento.

Sobre estos pisos baratos, cabe decir que no se trata, en absoluto, de estudios ni de viviendas de un tamaño ridículo o ubicadas en barrios que podríamos considerar peligrosos, sino que por regla general son viviendas amplias y bien situadas, normalmente en zonas residenciales dotadas de todas las comodidades que pueda necesitar una familia e incluso en espacios adecuados para que los amantes de los deportes acuáticos puedan disfrutar de su pasión sin tener que desplazarse cientos de kilómetros.

Por poner un ejemplo, diremos que por 85.000 € puede adquirirse un piso de 2 habitaciones y 96 metros cuadrados en el municipio de Benetússer, a solo 7 Kilómetros de Valencia y muy cerca de la Estación de Cercanías Renfe Alfafar-Benetússer, lo que hace que nos estemos refiriendo a una opción muy adecuada para quienes buscan tranquilidad sin renunciar a las comodidades de la ciudad.

No en vano, en las inmediaciones del piso hay inmensas zonas verdes, dos polideportivos, una extensa zona comercial, puerto, playa, centros educativos y, por supuesto, de salud, por lo que residir en él no representa renunciar a absolutamente ninguna comodidad.

Pisos con piscina, terraza o cerca del mar

Más allá de los pisos económicos de los que acabamos de hablar, tenemos que decir que hay viviendas nuevas en Valencia por decirlo de algún modo, en las que se puede disponer de muchas más comodidades, como una piscina o una gran terraza, o que estén mejor ubicadas, en zonas muy próximas a la costa y en las que es posible disfrutar de las bondades del Mediterráneo e incluso ir a bañarnos sin tener que desplazarnos más de algunos metros.

En este caso, diremos que por algo más de 386.000 € tenemos a nuestra disposición un amplio piso, de más de 130 metros cuadrados, con una amplísima terraza y ubicado en un edificio ciertamente innovador del distrito Quatre Carreres, muy cerca de la Ciudad de las Artes y las Ciencias y el Oceanogràfic de Valencia.

Desde este piso, por cierto, se puede observar una zona de alto valor natural ubicada en la parte no urbanizable de la huerta, pero también se pueden disfrutar unas impresionantes vistas al mar y llegar caminando tanto al centro de la ciudad como a la Playa de las Arenas, algo que es posible hacer en tan solo 15 minutos.

En consecuencia, puede concluirse que hablar del parque de vivienda valenciano es hacerlo de una variedad de posibles capaces de abarcar no solo a todo tipo de necesidades y gustos, sino también de unos precios adaptados tanto a los bolsillos más solventes como a los que son algo más modestos, todo ello en medio de una ciudad en la que tenemos a nuestro alcance todas las comodidades que nos podamos imaginar.

Impuestos que hay que pagar al comprar una vivienda nueva

Una vez que nos hemos referido a la oferta de vivienda nueva de Valencia y hemos dado algunos ejemplos acerca de cuánto podrían costarnos, tenemos que matizar que los precios que hemos dado no contemplan los distintos impuestos que tendremos que afrontar y decir que, en 2020, el IVA de la vivienda nueva asciende al 10% de su valor de compra.

A esta suma, que por cierto es la más elevada, habría que sumarle otras como el precio a pagar al notario por el otorgamiento de la escritura pública, el coste de la inscripción del inmueble en el Registro de la Propiedad o el impuesto de Actos Jurídicos Juramentados, que se paga a la Comunidad Autónoma en la que se encuentre la vivienda y va desde el 0,5 hasta el 1,5% de su valor dependiendo de dónde se encuentre.

Por tanto, hay que decir que al coste nominal de una vivienda habría que añadirle una serie de gastos, de los que el IVA es el más importante y que aumentan su valor de una forma proporcional al precio que paguemos por nuestra casa de nueva construcción.

En cualquier caso, ese aumento de precio no es, para nada, significativo en comparación con los beneficios que obtenemos después de haber estrenado nuestro nuevo hogar en Valencia y comenzado a disfrutar de todos los servicios que la ciudad pone a nuestro alcance.

No hi han comentaris

Respondre

La vostra adreça de correu electrònic no es publicarà